Compartir

Neurofeedback para un cerebro más estable

La EPILEPSIA es un trastorno neurológico en el que la actividad eléctrica anormal en la corteza cerebral se expresa en ataques repentinos con convulsiones. Las crisis epilépticas pueden limitarse a la infancia o persistir en la edad adulta. Cerca de la cuarta parte las personas que padecen epilepsia no responden al tratamiento farmacológico, lo que hace que las crisis sean tan frecuentes que limitan la vida. El NEUROFEEDBACK puede ser un complemento importante en esos casos (Egner & Sterman, 2006), actuando en el equilibrio de la actividad cerebral y también en el equilibrio emocional.

¿Qué es el neurofeedback y cómo puede ayudar en la epilepsia?

El NEUROFEEDBACK (o biofeedback EEG) es una terapia no invasiva que se basa en la regulación de la actividad cerebral aprovechando la capacidad natural de aprendizaje del cerebro. Con la ayuda de sensores colocados en el cuero cabelludo y de un equipamiento de grado médico que registra en tiempo real la actividad cerebral, el paciente aprende a generar patrones de ondas cerebrales más saludables. El NEUROFEEDBACK permite entrenar al cerebro para inhibir los ritmos que contribuyen a la generación y propagación de actividad epiléptica, reforzando los ritmos que hacen que se reduzca la probabilidad de que ocurran las crisis.

La primera aplicación clínica del neurofeedback surgió precisamente en el campo de la epilepsia. Son de especial interés las posibilidades terapéuticas que el neurofeedback puede aportar especialmente en la epilepsia refractaria, resistente a los fármacos. Para esas personas, el biofeedback y el neurofeedback son terapias complementarias viables para una mayor estabilidad del sistema nervioso tanto central como autónomo.

Los protocolos de neurofeedback basados en reforzar el ritmo SMR (sensoriomotor) son los más estudiados y para los que hay un cuerpo sólido de evidencias científicas para intervención en epilepsia. El entrenamiento en SMR repercute sobre el funcionamiento del tálamo y tronco cerebral, produciendo como resultado la atenuación de la actividad somática aferente y la generación de actividad rítmica oscilatoria. Recientemente hay estudios con resultados positivos con el entrenamiento de Potenciales Corticales Lentos (SCP).

Combinación con Biofeedback

Además del entrenamiento de las ondas cerebrales, la terapia puede combinarse con BIOFEEDBACK. El paciente aprende estrategias para regular respuestas fisiológicas asociadas al estrés que pueden relacionarse con las crisis. Las sesiones son cómodas para el paciente, poco a poco estableciendo una mejor capacidad de recuperación de estados de estrés. Una buena regulación del sistema nervioso autónomo está relacionada a la regulación del sistema nervioso central. Por eso la combinación de las dos estrategias en la terapia es buena para el paciente.

¿El neurofeedback está avalado científicamente?

Son numerosos los estudios científicos que reportan efectos beneficiosos del neurofeedback en epilepsia, incluso en epilepsia refractaria que no responde al tratamiento farmacológico (Sterman & Egner, 2006; Tan et al., 2009). Además, la investigación demuestra que la reducción de las crisis epilépticas se mantuvo en seguimientos realizados a los 10 años (Strehl, Birkle, Worz, & Kotchoubey, 2014), por lo que el neurofeedback puede ser una alternativa de larga duración viable para la epilepsia.

En la actualidad, el neurofeedback figura como terapia eficaz para la epilepsia (Nivel 4) en las guías de terapias basadas en evidencia de la Association for Applied Psychophysiology and Biofeedback (AAPB) y por la International Society for Neuronal Regulation (ISNR). Asimismo, el biofeedback figura en las guías NICE del sistema público de salud británico entre las conductas terapéuticas que pueden utilizarse en el marco de las terapias psicológicas para personas con epilepsia. La Academia Americana de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AACAP) considera que el neurofeedback reúne los criterios para terapia basada en evidencias.

Es importante considerar también que el equilibrio del sistema nervioso está asociado también a un estado emocional más relajado y a una mejor capacidad de regulación conductual. El trabajo de regulación con bio y neurofeedback actúa de una manera global sobre el bienestar del paciente, logrando una mejor capacidad atencional y equilibrio emocional.

Estudios de revisión y metanálisis

Los metanálisis y los estudios de revisión permiten recoger el volumen de evidencia de un determinado tipo de tratamiento en determinado campo. Permiten agrupar la acumulación de estudios realizados en diferentes lugares, por diferentes equipos de investigación y con diferentes grupos de personas para señalar tendencias que permiten establecer criterios.

Sterman es el pionero en el uso terapéutico del neurofeedback en epilepsia. En un estudio de revisión analizó de tratamientos realizados con 174 pacientes concluye que un 82% de las personas tratadas con neurofeedback mostraron una reducción de las crisis de al menos 50%, siendo que un 5% informaron ausencia de crisis en seguimiento de 1 año. El estudio implica resultados significativos con pacientes que presentan más dificultad para controlar las crisis (Sterman et al, 2000).

En metanálisis publicado por Gabriel Tan et al (2009), cerca de un tercio de las personas que padecen epilepsia no logran controlar adecuadamente las crisis con medicación. Tan analizó los estudios publicados sobre uso de biofeedback en epilepsia refractaria entre 1970 y 2005. Un 74% de los pacientes presentaron una reducción en el número de crisis semanales en respuesta a las sesiones de neurofeedfback. Es importante resaltar que este estudio evalúa el uso del neurofeedback en epilepsia refractaria, mostrando una reducción significativa en la frecuencia e intensidad de las crisis en personas que no logran controlarlas con medicación.

En la población infantil, Kubik et al (2016) exploraron la eficacia del neurofeedback con 63 niños con crisis generalizadas que habían sido encaminados para tratamiento por no responder satisfactoriamente a la terapia farmacológica. El estudio muestra una reducción significativa de las crisis, permitiendo la retirada (23/63) o la reducción de la medicación (15/63). El estudio ofrece soporte para el uso del neurofeedback como terapia coadyuvante en niños con epilepsia.

Pese a que siguen siendo necesarios más estudios controlados que aporten un mayor grado de evidencia científica al neurofeedback como terapia coadyuvante para la epilepsia, la literatura muestra que el NEUROFEEDBACK es una alternativa terapéutica con eficacia clínica capaz de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen epilepsia, sobretodo en el caso de las epilepsias refractarias.

Referencias

Egner, T. & Sterman, M. B. (2006). Neurofeedback treatment of epilepsy: from basic rationale to practical application. Expert Review of Neurotherapeutics, 6, 247-257.

Sterman, M.B. (2000). Basic concepts and clinical findings in the treatment of seizure disorders with EEG operant conditioning. Clinical Electroencephalography. 31(1), 45-55.

Sterman, M. B., & Egner, T. (2006). Foundation and practice of neurofeedback for the treatment of epilepsy. Applied Psychophysiology & Biofeedback31(1), 21-35.

Strehl, U., Birkle, S. M., Wörz, S., & Kotchoubey, B. (2014). Sustained reduction of seizures in patients with intractable epilepsy after self-regulation training of slow cortical potentials–10 years after. Frontiers in Human Neuroscience8, 604.

Tan, G., Thornby, J., Hammond, D. C., Strehl, U., Canady, B., Arnemann, K., & Kaiser, D. A. (2009). Meta-analysis of EEG biofeedback in treating epilepsy. Clinical EEG and Neuroscience, 40(3), 173-179.